divendres, 11 març de 2011

Características de los mitómanos

Los mitómanos son personas que mienten constantemente y la mayoría de sus mentiras son irracionales, porque no tienen ninguna razón para mentir, es decir, mienten en la mayoría de la veces, ante situaciones en las que no hay necesidad de mentir.
Los mitómanos tienen un trastorno emocional que consiste en imaginar, ver y sentir cosas que no pasan realmente, són personas que se envuelven en sus propias fantasías. Llegan a crearse su propio mundo e intentan demostrar a los demás que todo lo que dicen y hacen es cierto, son capaces de llegar al extremo de manipular para conseguir lo que quieren, usan mecanismos de defensa e inventan sucesos, aunque no saben que pueden deformar su personalidad.
Esta patología es un patrón que se aprende, se repite y luego llena los espacios en la vida de la persona, al adaptarse a resolver necesidades con falsedades. Al cabo de un tiempo, esos individuos van perdiendo credibilidad y terminan siendo aislados y rechazados en el ámbito familiar, social y laboral
Cuando los demás descubren que todo lo que dice la persona es mentira le van perdiendo confianza, la mitomanía es más común que se desarrolle en la adolescencia y en la adultez temprana, entre los 18 y 25 años.
En primer lugar habría que entender que la mitomanía suele estar presente en personas que no se encuentran satisfechas con su vida y necesitan fantasear, tal vez directamente mentir, para hacerla más atractiva ante los demás.
Muchos hijos se crían mitómanos a causa de padres con esta tendencia, dentro del matrimonio: una esposa o un esposo mitómano es una carga emocional que trae consigo varios problemas, sobre todo se pierde la confianza que debe prevalecer dentro del matrimonio.
El mitómano no planifica lo que va a decir y no tiene un orden de secuencia de discriminar qué tan grande es la mentira o qué tan fuera de contexto está, sino que la profiere con la creencia de que tiene el control de ordenar sus pensamientos.
Los mitómanos son personas convincentes, manipuladoras y su discurso suele ser muy creíble. Se caracterizan por tener una baja autoestima y un desorden visible de la identidad y la personalidad. Se encierran en su mundo de soledad. Tienen pocos amigos y son de cierta forma posesivas y celosas.
El mitómano interfiere en el orden individual, familiar, de pareja y socialmente.
·         En el individual se va perdiendo la credibilidad pública, nadie le cree, y lo más crítico es cuando tiene como ciertas sus propias mentiras y le causan problemas de identidad.
·         En el orden familiar, la familia se agota de escuchar tantas mentiras; una y varias veces ha sido engañada y les ha dejado un alto grado de desilusión.
·         Con su pareja la cosa se torna delicada cuando entra en el descrédito y tiende a tener problemas de infidelidad. En el aspecto social lo rechazan, incluso, le ponen sobrenombres.

1 comentari:

  1. ¿Como podeos alludar a una persona que tiende a mentir?.
    ¿Como hacer que las mentiras de esta persona sean descubiertas?

    ResponElimina